El descompactador ideal para la viña orgánica


Desde hace casi 50 años, Jympa 1971 SL es una referencia mundial en cuanto a fabricación y comercialización de maquinaria para la preparación de terrenos agrícolas para sus posteriores labores de siembra y un óptimo desarrollo de las plantas. A su amplia gama de despedregadoras, subsoladores, cultivadores, gradas de discos y equipos combinados, hay que añadir los descompactadores, máquinas similares a los subsoladores tradicionales, pero con características que las hacen más adecuadas en determinados tipos de cultivos.

Para cultivar de forma productiva, se necesita un acondicionamiento del terreno para inicialmente favorecer la germinación y el nacimiento de las semillas, y posteriormente el desarrollo de las plantas. En este sentido, uno de los puntos más importantes en el trabajo del suelo es conseguir una óptima densidad o nivel de compactación, oxigenación y aireación de cada uno de los diferentes estratos que conforman el perfil del suelo, aspecto directamente relacionado con su capacidad de filtrado y retención del agua, y el desarrollo de las raíces de las plantas.

Compactación del terreno entre las calles de los viñedos por el paso sucesovo de los tractores.

 

En cultivos como viñedos o arbolados, la compactación del terreno en las calles que hay entre las hileras de cepas o árboles es un problema patente por el paso sucesivo de tractores y maquinaria pesada siempre por encima de las mismas rodadas, produciendo un efecto acumulativo que tarda años en desaparecer, llegando la  compactación hasta 70 cm de profundidad, lo que impide la filtración del agua y dificulta el correcto desarrollo de las raíces.

Los subsoladores tradicionales de brazos rectos, permiten fisurar todos los estratos del terreno hasta 60-70 cm de profundidad, resultando ideales para preparar el terreno antes de plantar por primera vez, pero una vez plantadas las cepas perjudican las plantas por su excesiva degradación del terreno, afectando la producción y favoreciendo la erosión.

Evitan la erosión y degradación del terreno

Para evitar esta erosión, JYMPA ha desarrollado una gama de descompactadores para cultivos de viñedos y árboles, que consiguen una labor primaria de esponjamiento del terreno hasta 55 cm de profundidad, pero sin alterar la capa más aérea y sin realizar inversión del perfil, elevándolo ligeramente, manteniendo el residuo superficial que actúa como protector del suelo, evitando su erosión.

Descompactación del terreno donde pasan las ruedas de los tractores.

 

Los brazos de los descompactadores JYMPA han sido diseñados y patentados con materiales especialmente resistentes y con alto límite elástico, además de tener una geometría óptima para facilitar su penetración en el terreno. A esto hay que sumar que cada brazo dispone de dos cuchillas protectoras, una en la parte vertical y otra en la parte oblicua, que ayudan aún más en la entrada y el avance de los brazos en el terreno, y prolongan su vida útil.

Sin alteración de la superficie.

 

Como medida de protección ante sobrecargas por piedras, raíces u otros obstáculos enterrados, cada uno de los brazos de los descompactadores Jympa dispone de un circuito hidráulico con acumulador de presión que, una vez superado el obstáculo, el brazo vuelve automáticamente a su posición inicial pudiendo realizar un trabajo non-stop.

Como elementos opcionales, a cada brazo se le pueden montar unas aletas para mejorar el esponjamiento del terreno, y un rodillo liso o packer que permite controlar fácilmente la profundidad de trabajo que se quiere alcanzar, así como consolidar la superficie sin que se deteriore.

 

Clic aquí para más información y características técnicas.

 

Suscríbase al boletín y no se pierda las últimas noticias del sector agrícola:





Dejar un comentario